Ellansé llega a Mérida

Ellansé llega a Mérida

Ellansé llega a Mérida. Centro de Cirugía Althea como siempre está a la vanguardia de la medicina estética.

En estos últimos años, los campos de la medicina y la cirugía plástica han seguido acercándose más uno al otro.Tanto, que esto está afectando a nuestros tratamientos clínicos. Ahora, los cirujanos podemos ofrecer, en la medida de lo posible, procedimientos menos invasivos con unos resultados igualmente satisfactorios.Esto es posible porque podemos utilizar los rellenos dérmicos más novedosos con unos resultados impresionantes. Cada vez utilizamos más rellenos con una base de policaprolactona (PCL), que tienen unos registros de seguridad excelentes, poseen una viscosidad y elasticidad muy altas y, además, tienen una longevidad increíble gracias a su capacidad de permitir la producción de colágeno nuevo.Estos rellenos dérmicos bioestimulantes aprovechan la respuesta natural del organismo a los cuerpos extraños para estimular la formación de colágeno alrededor de las microesferas, por lo que el implante es más duradero.

En definitiva, este tratamiento constituye un método versátil y no quirúrgico para aumentar el tejido blando y el contorno y posee una gran variedad de usos cosméticos potenciales.El objetivo no es solo conseguir una piel más suave, sino también recuperar las características individuales de la cara, proporcionando un equilibrio entre el efecto reafirmante del relleno en las zonas curvadas y huecas de la cara.

El uso del relleno dérmico de PCL está muy extendido en los tratamientos diseñados para recuperar y rejuvenecer el rostro. En general, los cirujanos plásticos lo utilizan para complementar un procedimiento quirúrgico existente.

Ellansé llega a Mérida pisando fuerte por sus excelentes resultados y está compuesto de una carboximetilcelulosa acuosa con microesferas de policaprolactona sintéticas. Se utiliza a una concentración fija, con diferentes longitudes de la cadena de polímeros, lo que ofrece diversos niveles de longevidad y durabilidad.

Se trata de un procedimiento sencillo y seguro. No interrumpe la vida normal del paciente, ya sean actividades sociales o profesionales, y los resultados son enormemente satisfactorios, incluso con una sola aplicación. Asimismo, el tratamiento se puede repetir si es necesario.