Lobuloplastia

¿QUÉ ES LA LOBULOPLASTIA?

Para saber qué es la Lobuloplastia, también conocida como Cirugía del Lóbulo, hemos de pensar en un procedimiento sencillo que reconstruye los lóbulos abiertos o los lóbulos rasgados. Además, puede corregir el aspecto general del lóbulo modificando su forma y tamaño.

Se trata de una cirugía muy sencilla que tiene una duración aproximada de unos 15 minutos por oreja. Se utiliza anestesia local, es decir, que tan solo se duerme la zona que va a rehabilitarse, en este caso, la parte inferior de la oreja.

¿CÓMO SE REALIZA UNA LOBULOPLASTIA?

Consiste en abrir la zona afectada para volverla a coser a través de dos o tres puntos de sutura. Para finalizar, se tapa el lóbulo de la oreja que se ha intervenido para evitar posibles infecciones, aunque son muy poco habituales en este tipo de Técnica.

Los puntos se retiran después de una o dos semanas. La única molestia que puede haber durante este período es la tirantez de los puntos, pero pasa desapercibida por la mayoría de pacientes.

Una vez retirados los puntos y habiendo dejado pasar dos semanas más (un mes en total), en caso de que la paciente lo solicite, se puede volver a realizar el agujero para lucir pendientes de nuevo, hay que vigilar no realizar la nueva abertura donde se produjo el desgarro inicial para evitar que vuelva a producirse. Durante este primer mes la paciente no podrá llevar pendientes para conseguir unos buenos resultados en el futuro.

La recuperación de este Tratamiento de Medicina Estética es muy rápida y no es nada dolorosa, la paciente puede llevar una vida absolutamente normal justo después de la realización de la Lobuloplastia.

Durante los primeros meses es recomendable proteger la cicatriz del sol para que pueda cicatrizar correctamente y no coja un tono rojizo de forma permanente.

En los casos más extremos, donde el lóbulo está totalmente cambiado, normalmente producido por dilataciones el Procedimiento es un poco más laborioso y se procede a retirar los excedentes de la piel.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE UN DESGARRO EN EL La oreja?

Existen diferentes causas por las que puede producirse un desgarre en el lóbulo que es una razón habitual de Lobuloplastia. Lo más habitual son cuestiones tan simples como el peso de los pendientes junto con el paso de los años o actos tan normales como dormir con los pendientes puestos. También se puede producir por un involuntario y accidentado tirón de orejas o por un pequeño golpe durante alguna práctica deportiva o jugando en el caso de menores.

En otras ocasiones, el paso de los años envejece al lóbulo, es muy frecuente en personas mayores ver lóbulos muy grandes, desproporcionados con el resto de la oreja o descolgados. En estos casos la Lobuloplastia también es el procedimiento que corrige estas deformidades, consiguiendo armonizar la forma y el tamaño del lóbulo con el resto de facciones faciales.

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE LA LOBULOPLASTIA?

La Lobuloplastia tiene muchos beneficios para el paciente, ayuda a recuperar la morfología normal de los lóbulos de las orejas, lo cual dota a la paciente de una mayor autoestima y confianza en sí misma.

Es un Tratamiento muy sencillo, realizado en apenas 15 minutos y la persona que se lo realiza puede  lucir un aspecto mucho más rejuvenecido en un mismo día. Además, los pacientes describen el post operatorio como una situación muy llevadera, fácil y sin molestias.